lunes, 27 de octubre de 2008

Resumen del Conflicto generado en Los Balcanes





Descripcion Geografica de la Peninsula Geografica


La Península Balcánica o Península de los Balcanes se encuentra en el sureste de Europa, continente al que está unida por las cordilleras de los Balcanes al este y los Alpes Dináricos al oeste.
Se encuentra separado del continente asiatico solo por los estrechos de Dardanelos y del Bósforo, entre los mares Negro, Adriático, Jónico y Egeo, Mármara, el río Danubio y el Mediterráneo.
La península está ocupada por los estados de Albania, Bulgaria, Croacia, Grecia, Macedonia, Montenegro, Rumanía (solamente una parte de Dobruya), Serbia, la región de Estambul (Turquía) con una extensión de 728.000 km².
Una cadena montañosa de unos 650 msnm atraviesa dicha península, que separa Bulgaria de Rumanía, entre las cuencas del río Danubio, Mármara, archipiélago y el Darmaleo, a la cual corresponde la montaña de Yumkusal de unos 2.380 msnm.
La vertiente meridional es mucho más brusca que la del norte. Bosques de coníferas y caducifolias. El valle de Iskar y los puertos de Sipka y de Trojan son los pasos más importantes.



Resumen del Conflicto Belico

Los primeros días de la Federación Yugoslava estuvieron marcados por la violencia. El 28 de junio de 1914, cuando Francisco Fernando cayó, junto con su esposa, bajo las balas del estudiante nacionalista serbio Gavril Princip en Sarajevo (capital de Bosnia), Viena le mandó un ultimátum a Belgrado exigiéndole una serie de condiciones que convertían al país casi en un protectorado austro-húngaro. Aunque la mayoría de las demandas fueron aceptadas por los serbios, un mes más tarde del asesinato los austríacos lo mismo les declararon la guerra y al día siguiente su artillería bombardeó la ciudad de Belgrado. Rusia acudió en defensa de su aliado eslavo y entró en la guerra en contra de Viena. Alemania, que veía con desconfianza el poderío ruso, respaldó con las armas a Austria-Hungría. Francia, que había firmado un acuerdo con Serbia, movilizó sus tropas en apoyo de Belgrado. Las tropas de Berlín, entonces, invadieron Bélgica para marchar contra los franceses y eso obligó a los ingleses a entrar en la contienda en defensa del gobierno neutral de Bruselas. Comenzaba de esa manera la I Guerra Mundial que habría de costar la vida de ocho millones de combatientes.
En 1929, el rey Alejandro I (1888-1934) le dio el nombre de Yugoslavia al reino, que significa "país de los eslavos del sur" y lo dividió en nueve condados de acuerdo con la geografía y no con la raza.
En 1935, para aplacar a los sediciosos croatas, el gobierno firmó un concordato con el Vaticano que puso a la Iglesia Católica en un pie de igualdad con la Ortodoxa.
Durante la II Guerra Mundial, Yugoslavia fue invadida por tropas alemanas y repartida entre Alemania, Italia y Bulgaria. La Yugoslavia del Mariscal Tito: se crea la República Socialista Federal de Yugoslavia(1945). Al finalizar la Guerra, Tito toma el poder. En un plebiscito, con el 90% de los votos a favor, nace la Federación . La Guerra Fría y la prosperidad económica, con su posición estratégica como país no alineado durante la Guerra Fría, Yugoslavia logra atraer las inversiones occidentales.
Una sucesión de altos al fuego entre serbios y croatas durante 1991 fueron violados sistemáticamente. En 1992 la Comunidad Europea reconoció la independencia de Croacia y Eslovenia. Los serbios de Bosnia boicotearon el intento de independencia de ese Estado. Los milicianos serbios, apoyados por el ejército federal yugoslavo, atacaron Sarajevo, la capital de Bosnia y la guerra se extendió por todo el país.
En 1992, Serbia y Montenegro proclamaron la nueva República Federal de Yugoslavia. Allí, se enfrentaron serbios, croatas y musulmanes y se cometieron crímenes similares a los de la II Guerra Mundial.
En 1989 asume como presidente de la República Federal de Yugoslavia Slobodan Milosevic que reduce la autonomía de Kosovo e impulsa la idea de hacer del país una Gran Serbia, agitando a las minorías serbias en las demás repúblicas. La posguerra fría y la crisis económica dan lugar al crecimiento de los mercados emergentes en Europa del Este y el discurso nacionalista del serbio Milosevic interrumpieron el flujo de capitales extranjeros.
En 1995 comenzó el cese de hostilidades y se firmó un tratado de paz, Un año después la paz quedó establecida. Desde 1993, Zoran Lilic es el presidente de la nueva Yugoslavia. Los nacionalismos eslavos brotaron nuevamente y en 1991 Eslovenia, Croacia, Bosnia Herzegovina y Macedonia declararon su independencia. Yugoslavia (es decir, lo que quedaba de ella: Serbia y Montenegro) reaccionó mandando sus tropas contra Croacia pero la guerra duró pocas semanas y se alcanzó una paz anémica. También los serbios de Croacia se opusieron a la independencia y formaron una república autónoma en la región de Krajina. Desde entonces, todos luchan contra todos. Los serbios inventaron la "limpieza étnica", que consiste en expulsar de los territorios conquistados a todas las personas que no sean serbias. Así, miles de civiles -despojados de todo, enfermos, heridos, hambrientos- van de un lado a otro llevados por la fuerza de las armas y por la más diabólica tormenta racial y religiosa que haya conocido Europa después del genocidio judío practicado por los nazis.

La Primera Guerra Balcánica

[Articulo extraido de la web: http://www.engels.org/marxi/marxis6/mar_6_4.htm]

A principios de siglo tres Estados (Grecia, Serbia y Bulgaria) intentan jugar el papel de potencia regional, aprovechándose de la debilidad turca y buscando padrinos en las grandes potencias europeas. El principal foco de fricción es Macedonia, de la que hablaremos más adelante.
A pesar del conflicto latente, las cuatro monarquías balcánicas (las tres citadas más la montenegrina) son capaces de formar una Liga Balcánica para acabar definitivamente con el dominio turco en Europa. Esto llevó a la Primera Guerra Balcánica (octubre de 1912-junio de 1913).
Esta guerra tenía un contenido progresista, porque la liberación de los territorios ocupados por los otomanos sería también una liberación social. ¿Cuál era la postura de Lenin?: "Los terratenientes de Macedonia [principal región ocupada] (...) son turcos y mahometanos; los campesinos, eslavos y cristianos (...) las victorias de los serbios y los búlgaros significan socavar la dominación del feudalismo en Macedonia, significan crear una clase más o menos libre de campesinos con tierra, significan asegurar todo el desarrollo social de los países balcánicos, frenado por el absolutismo y por las relaciones de servidumbre"4. En sus artículos sobre la situación en los Balcanes, Lenin siempre destacaba el reaccionario papel del zarismo y de la burguesía rusa; un protectorado ruso en la península sería –decía– "la protección del gallinero por la zorra"; bien lo sabían los pueblos polaco y ucraniano, que eran oprimidos por la bota zarista, malamente pintarrajeada con los colores de la "fraternidad eslava".
Esta vez la acción y unión de los países balcánicos tenía cierto peligro para las grandes potencias. Gran Bretaña, como sabemos, era aliada del Imperio Turco. En cuanto a austro-húngaros y rusos, "en el fondo, los dos rivales tradicionales eran partidarios de mantener la paz: Rusia no tenía ningún deseo de ver entrar triunfante en Constantinopla al zar de Bulgaria o al rey de Grecia, y los austro-húngaros pensaban que, si se erigían en defensores de la nacionalidad olvidada, Albania, podían conseguir una victoria diplomática e impedir que Serbia se estableciese en las costas del Adriático"5. Rusia, supuesta valedora de los países ortodoxos, necesitaba evitar, para mantener e incrementar su control sobre la zona, que ningún Estado se hiciera excesivamente poderoso; mucho menos podía permitir una unión de todos los países balcánicos, una Federación Balcánica.
Las potencias europeas se reunieron en diciembre de 1912 con los países en guerra, para intentar parar un conflicto que veían peligroso e imponer sus intereses. Sin embargo, no lo consiguieron y la guerra duró cinco meses más, hasta conseguir arrinconar al Imperio turco a una parte de la Tracia, la actual Turquía europea. Albania, que al calor de la guerra se había rebelado contra los otomanos, surgió como país apoyada por Austria-Hungría e Italia.
Esta guerra puso sobre la mesa la posibilidad de una Federación Bal-cánica, que habría supuesto un enorme paso adelante para el desarrollo del capitalismo en la zona y para la solución de los problemas nacionales. Sin embargo, esta salida estaba prácticamente descartada, en el marco de una feroz crisis del capitalismo internacional, que llevaba a cada potencia imperialista a defender con uñas y dientes sus mercados y zonas de influencia y a luchar por arrebatar los ajenos (y que, un año después, desembocaría en la I Guerra Mun-dial). El derecho al desarrollo nacional y a la independencia nacional no existe en la etapa imperialista del capitalismo, salvo para los países capitalistas avanzados.
Por otra parte, el protagonismo en la guerra de las reaccionarias castas monárquicas y de la burguesía constituía un peligro, el de que se impusiera la lucha por los intereses chovinistas de cada monarquía frente a la lucha social. Tal y como explicaba Lenin, "los obreros conscientes de los países balcánicos fueron los primeros que lanzaron la consigna de solución democrática consecuente del problema nacional en los Balcanes. Esa consigna es: República Federativa Balcánica. La debilidad de las clases democráticas en los actuales Estados balcánicos (el proletariado es poco numeroso, los campesinos están oprimidos y fraccionados y son analfabetos) ha conducido a que la alianza, imprescindible económica y políticamente, se haya convertido en una alianza de las monarquías balcánicas"6, y "la liberación completa respecto de los terratenientes y del absolutismo tendría como resultado inevitable la liberación nacional y la plena libertad de autodeterminación de los pueblos. Por el contrario, si pervive el yugo de los terratenientes y de las monarquías balcánicas sobre los pueblos, seguirá existiendo, también inexcusablemente, en mayor o menor grado, la opresión nacional"7. Como efectivamente ocurrió.
Y no sólo eso. Las ambiciones de las clases reaccionarias en Macedo-nia motivaron la Segunda Guerra Balcánica (de junio a julio de 1913), que desde luego no tuvo nada de progresista. Sólo un mes después de firmar la paz con los turcos las tropas serbias y griegas (junto a las rumanas) se enfrentaron a las búlgaras, con las que acababan de compartir trincheras.

La creación de Yugoslavia

[Articulo extraido de la web: http://www.engels.org/marxi/marxis6/mar_6_4.htm]


La idea de una federación yugoslava (es decir, de los eslavos del sur) es muy antigua. Fue el ideal de los sectores más avanzados, de los liberales en la primera mitad del XIX. Ellos pensaban (con razón) que era la precondición para romper el lastre feudal, crear un sentimiento nacional unitario y desarrollar las fuerzas productivas. Esta idea se fue convirtiendo en un objetivo para las masas de croatas, eslovenos y serbios sometidos a los Habsburgo, especialmente desde que Serbia conquistó su independencia. El Movimiento Ilirio de los Eslovenos, Croatas y Serbios fue mayoría en el parlamento de Zagreb entre 1906 y 1918.
Uno de los principales resultados de la I Guerra Mundial fue la creación del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (Yugoslavia a partir de 1929), bajo la dinastía serbia de los Karageorgevic. Su territorio era similar a la de la Yugoslavia de Tito, salvo por la península de Istria, que permaneció en poder de Italia. Este nuevo país fue la consecuencia del desmembramiento del Imperio Austro-Húngaro, tras su derrota. Pero su aparición no fue artificial, sino que conectaba con los deseos de las masas. En julio de 1917 el Comité Yugoslavo (grupo de emigrados burgueses de Croacia y Eslovenia), con el patrocinio de Estados Unidos y Gran Bretaña (interesada en crear un Estado fuerte que frenara a Austria por el sur), y Serbia, llegan al acuerdo de defender al final de la guerra una Yugoslavia monárquica; al acuerdo se unen Montenegro (que acaba de destronar a su rey) y representantes bosnios y herzegovinos. En septiembre de 1918, una Junta Nacional dirigida por el esloveno monseñor Korosec toma el poder en Zagreb y proclama la unión de eslovenos, croatas y serbios.
En diciembre de 1918 nace el nuevo Estado, que desde el principio es incapaz de aunar –como no podía ser de otra forma– los intereses de los diferentes pueblos y clases sociales. Ni la homogeneidad eslava (las minorías nacionales no eslavas, como las de albaneses y húngaros, tenían poco peso en el conjunto del reino), ni la experiencia común de la opresión nacional sufrida durante siglos, podían ser una garantía de solución al problema nacional. Sólo un aumento significativo del nivel de vida, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas, unido a un respeto exquisito de los derechos de todas las nacionalidades, podía lograrla. Pero esto no lo podía conseguir una clase social en crisis en todo el mundo, como era la burguesía, y menos en una zona atrasada, donde ni siquiera era capaz de eliminar la reliquia feudal de las testas coronadas. Aunque se toman algunas medidas para favorecer el capitalismo (se reparten los latifundios, en beneficio fundamentalmente de la burguesía agraria11), Yugoslavia es un país atrasado, donde el 80% de la población son campesinos y el analfabetismo alcanza el 50%.
En breve tiempo la monarquía y la burguesía serbias demostrarán a las masas su incapacidad para solucionar las contradicciones nacionales y sociales. En 1921 se aprueba una Constitución centralista, a medida del chovinismo serbio. Las burguesías de las diferentes nacionalidades estimulan los enfrentamientos nacionalistas, de forma muy parecida a lo que ocurre tras la desintegración de la Yugoslavia titista; la principal contradicción se da entre los serbios, nacionalidad dominante, y los croatas, la minoría más importante.

El papel del Petroleo en dicho conflicto

El crudo sale del Mar Negro y eventualmente llega al Mediterráneo. Es aquí donde entran en escena los países de la ex-Yuguslavia.
En esta región Estados Unidos tiene como propósito la consolidación de su presencia en el Sur de Europa, a través del establecimiento de un corredor de transporte, comunicación y un oleoducto que une el Mar Negro con la Costa Adriática (oleoducto trans- balcánico o AMBO) , y establecer una supremacía de este países –en complicidad con Inglaterra-, por sobre otros países de la Unión Europea.
¿Quién está atrás del oleoducto de los Balcanes? BP, ChevronTexaco, quienes controlan, a través de un consorcio el proyecto. Ellos compiten con las petroleras europeas Total-Fina-Elf y ENI, que tienen intereses en los importantes campos petroleros de Kashagan, en el Noreste del Caspio en Kazakhstan.
La empresa Brown & Root Ltd. (subsidiaria Británica de Halliburton, donde tiene intereses el Vise Presidente de Estados Unidos) hizo el estudio de factibilidad del oleoducto. Una vez terminado el estudio de factibilidad, un alto ejecutivo de Halliburton fue nombrado Director Ejecutivo de AMBO. A esta empresa se le entregó la concesión de servicios para apoyar a las tropas estadounidenses en Kosovo durante la construcción de la base "Bondsteel" que es la base extranjera estadounidense más grande desde Vietnam. Por casualidad, la firma legal a la que se unió el ex presidente Clinton.
Otro proyecto estratégico es el oleoducto Baku-Cehyan, a través de Turquía, está también en manos de empresas estadounidenses. Ambos proyectos dependen muchos de la presencia militar norteamericana tanto en el Caspio como en los Balcanes.
Según algunos observadores, el propósito de Washington es separar a los tres países que intervienen en el proyecto AMBO de la influencia alemana y de los intereses petroleros franceses, belgas e italianos.
Con estos países se ha trabajado en una “Iniciativa de Desarrollo del Sur de los Balcanes” (SBDI) para facilitar el flujo de capital público y privado para implementar la iniciativa. Con relación al oleoducto, se ha firmado un Memorandum de Entendimiento (firmado por Bulgaria, Albania y Macedonia) mediante el cual renuncian a su soberanía sobre el oleoducto y el corredor de comunicación, dándole los derechos exclusivo al consorcio anglo-americano.
El oleoducto AMBO está ligado con otro proyecto estratégico, llamado “Corredor 8”, que fue parte de la propuesta inicial del “Pacto de Estabilización de los Balcanes”, que incluye infraestructura autopistas, líneas férreas, electricidad y telecomunicaciones. En cuanto a la infraestructura existente, esta de ser desregulada, bajo la supervisión del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.
Aunque el Ministro de Transporte de la Unión Europea declaró al “Corredor 8” como parte de la política de integración de estos países a la Unión Europea, los estudios de factibilidad fueron hechos por la empresas estadounidenses, entre las que se incluye Bechtel, Enron y la General Electric con el apoyo financiaron del Gobierno de Estados Unidos.
Es parte de la estrategia, la militarización de este corredor. Así lo reconoció el Secretario de Energía de la Administración Clinton. Robert Frowick, de jefe de la misión OSCE en Macedonia, inició diálogos con el líder del grupo rebelde NLA (National Liberation Army) Ali Ahmeti. El participó en facilitar un acuerdo entre Ahmeti y los líderes de los partidos políticos albaneses que formaban parte del gobierno en transición. Este acuerdo contribuyó mucho al proceso de desestabilización de Macedonia, y abrió la oportunidad para una mayor intervención norteamericana, a través de “ayuda humanitaria y militar”.
De acuerdo a Chossudovsky (1999) la CIA está detrás de los grupos rebeldes NLA y KLA (Kosovo Liberation Army), quienes liberaron asaltos terroristas contra las fuerzas de seguridad de Macedonia. Dos de los comandantes que lideraron los asaltos terroristas en la región de Tetevo, fueron entrenados por las fuerzas especiales británicas en el norte de Albania entre 1998 y 1999 ( Walker, 2001).
Mientras la NLA recibía armas “Hechas en América”, Alemania donó armas a las fuerzas especiales de Macedonia. Este conflicto entre Alemania y Estados Unidos en materia militar en los Balcanes, es un reflejo de una ruptura en el complejo de la industria militar occidental en la que se encuentra de un lado Estados Unidos e Inglaterra, y en el otro, Francia y Alemania. El petróleo está íntimamente ligado en este proceso, y es la protección de los corredores de oleoductos y transporte que parte del Mar Caspio.

1 comentario:

gasglav dijo...

Resumenes llenos de ignorancia y mala fe